miércoles, 4 de febrero de 2009

IMPOSIBLE NO ESTAR TRISTE


"He parado mi reloj por un instante
para dejar mi rutina cotidiana
para evadirme como esposa y madre
y ser solo una hija que te extraña

Quiero contarte como nunca de mis sueños
que tú sepas de mis triunfos como mis fracasos
y las veces que la vida me ha golpeado
me ha faltado el calor de tú regazo.

Me hacen falta las caricias de tus labios
tú risa, tus consejos y tus regaños
me hace falta que me mimes
que me acunes
me hace falta que me lleves de tú mano

Ven amamanta mi alma adolorida
con el caudal de tú experiencia sabia
con el bálsamo de tú dulzura extrema
y sentir que no estoy sola, "Que me Amas"

No quiero que tú partas o yo partir
sin que sepas lo mucho que te amo
y lo que en mí corazón sembrastes
la aridez de la vida no la ha secado

Cuando mí reloj reanuda su alocada marcha
y vuelva a mí vida cotidiana

recibe éste mensaje que ha nacido

de la necesidad infinita de mí alma"

Uff, mientras buscaba poemas de Gabriela Mistral para compartir en mi otro blog, encontré estas palabras, sin autor...y me hicieron recordar a mi madre...




No hay comentarios:

Publicar un comentario